Jardines de Casas de Campo

Cuando contamos con una extraordinaria casa de campo fuera o dentro de la ciudad, pero hay algo que un nos falta y es muy importante de hablar si deseas que tu casa de campo luzca realmente hermosa.

Porque, sentir y vivir la naturaleza en su máximo esplendor es el principal objetivo de estas casas, Es importante que las platas que tengan estos jardines sean oriundas de la zona en las que pueden ser el pasto que cubre el suelo, los árboles o flores en maceteros que estén ubicados estratégicamente por ti o algún diseñador de jardines.

JardinesCasasCampo1

Estos jardines básicamente están decoradas de forma que tomen la idea de la naturaleza viva, en algunos casos ya están empezando a meter a estos espacios algunas otras formas de estructuras no vivas como cercos o concreto.

Algunos diseñadores tratan de que al ser podados algunos árboles, la combinación de flores o de plantas en ciertos lugares se entre en armonía y muestren su belleza natural.

A acá te mostramos algunos jardines están entre los mejores jardines y los más hermosos del mundo.

En el jardín de Jesús:

El refugio secreto del paisajista Jesús Ibáñez, es uno de los mejores jardines al costado de la playa en punta cana.

Pues el jardín de la casa es un sencillo espacio con vegetación exuberante pero a la vez ordenada, diseñado únicamente con flores blancas y cocoteros, verdaderos protagonistas del jardín, que proporcionan además la sombra necesaria junto con grandes ejemplares de especies de arecas y de bambú.

JardinesCasasCampoJardínJesús

El último jardín de Silva:

Leandro silva era un JardinesCasasCampojardínSilvaarquitecto uruguayo y paisajista, el cual realizo uno de los jardines más hermosos  antes de morir en el caserío de lobones, España antes de morir.

Uno de sus mejores trabajos, su propio jardín en su casa de campo que ahora se ha convertido en un hotel. Patios y esquemas ordenados de plantación que invitan al paseo. Esta fue precisamente una de sus obsesiones principales en el diseño de jardines, los trazados planteados con orden y concierto.

El jardín de Villa Idalina en Portugal:

A orillas del río Minho, en Portugal, entramos en uno de los jardines que se conservan prácticamente intactos desde su creación en principios del siglo XX.

Un jardín de pérgolas y paseos fruto del sueño de un inmigrante portugués. Este jardín parte de un camino recto cubierto de pérgolas que atraviesa la finca que lleva hasta la casa. En los alrededores de ésta, los jardines tienen formas más orgánicas. Las pérgolas de soporte a las parras de uvas están por todas partes, se recolectaban y se hacía el vino en la propia bodega de la casa.

Jardín Andalusí:

Entramos en el jardín deJardinesCasasCampoJardínAndalusí una casa con arquitectura limpia y exenta de adornos superfluos. Un diseño que baila entre el mediterráneo y las connotaciones andalusíes, y cuyo artífice es el paisajista Jesús Gómez.

En la terraza se ubicaron rosales de la variedad iceberg, con profusa floración en blanco níveo. En un lateral del camino de entrada, se creó un muro con piedras del lugar, que soporta un arriate en alto y donde se aprovechó para crear un macizo, en este caso desordenado, de árboles, arbustos y vivaces, con floraciones siempre en blanco.

Deja un Comentario